Deviant Login Shop  Join deviantART for FREE Take the Tour
×

:iconjudithestelle: More from JudithEstelle


More from deviantART



Details

Submitted on
March 16, 2012
File Size
29.4 KB
Link
Thumb

Stats

Views
590
Favourites
5 (who?)
Comments
39
×


 No sé cuánto tiempo estuve en ese interminable interrogatorio. Ni siquiera escuchaba con atención las preguntas que los agentes me hacían. Me sentía muy asustada como para concentrarme en eso. Sólo quería regresar a casa y olvidarme de todo. Esa solución, así de cobarde como sonaba, parecía ser la mejor alternativa. Todo me resultaba insoportable, el miedo y la culpa me comían en vida. Sí, así es, la culpa.

Ya no había motivos para engañarme a mí misma, ese psicópata asesino me conocía. Por eso atacó a Ángela, lo hizo por mí. No sé qué quería probar y a esas alturas realmente ya no me importaba, pero si lo que deseaba era hacerme sufrir lo había logrado a la perfección. Vale, sí, la muchacha me volvía loca... ¡pero tampoco quería que la asesinaran, demonios! Y menos aún de esa forma tan horrible. Dios, lo que habrá sufrido esa pobre mujer. Incluso hoy me da escalofríos pensar en la terrible forma en la que se vio obligada a abandonar este mundo. Además, ¿por qué tuvo que ser ella? Es decir, ese demente pudo haber elegido por lo menos veinte blancos mejores. Supongo que Ángela resultaría una víctima fácil, era tan débil, tan frágil, (y que me perdone Dios) tan estúpida.

 Ahora me avergüenzo de admitirlo, pero les rogué a los agentes que no revelaran aquella leyenda detrás de la fotografía a los medios. No quería por nada del mundo que sus familiares me culparan por su muerte, o peor aún que todo Nueva York me tuviese bajo la mira. Ni que decir que yo era de alguna forma una persona de interés para la policía. No era más que una víctima, más era una sospechosa desde el punto de vista de las autoridades. Pero bueno, sin pruebas no hay caso, ¿no?

 Finalmente la policía accedió a no revelar mi identidad ni la escritura de la foto al público, aunque hubieron que atender algunos asuntos burocráticos con los empleados del hotel y los clientes que estaban en el momento del hallazgo del cuerpo para eso. Algo sobre un acuerdo de confidencialidad si no mal recuerdo.

 Pude regresar a casa rondando las 17:00. Aris aún no había llegado, sin embargo dejó una nota en la mesa en donde me decía que le habían llamado del trabajo por una junta de último momento y que debía asistir. No me gustó, en absoluto, el tener que estar sola en casa. Sentía bastante miedo. No nada podía hacer más que mantener todo cerrado y distraerme, puesto que con asustarme a mí misma nada ganaría.

 Decidí dedicarme lo que siempre hacía cuando necesitaba despejarme. Me senté en el ordenador para revisar mis entradas en los foros AlliKel’s Roses.

 Creí que finalmente podría relajarme un poco, pero en lugar de eso sólo logré caer en cuenta de lo repugnantes que pueden llegar a ser los usuarios de Internet. Al revisar mi inbox vi que tenía una invitación de amistad y un mensaje privado de un tal John Corner. No sé quién era ni cómo conocía a Aris, pero ese cretino dedicó su cuenta entera a burlarse de él. En sus textos y descripciones lo llamaba imbécil, inepto, entre otras cosas desagradables.

 No mencionaba sobre mí o sobre su familia, pero al cabo de un rato me envió un mensaje privado para restregarme el hecho de que me había casado con un inútil. Había creado su perfil la noche anterior y, según decía en él, lo había dedicado exclusivamente al único objetivo de mostrarle a todos al idiota que despidieron del trabajo por negligente. Tenía fotos suyas manipuladas de una forma ridícula, comentarios sobre su vida personal verdaderamente ofensivos y algunas historias relatadas de la manera más infantil e insultantemente posibles sobre él.

 Este repulsivo usuario envió la historia de lo que sucedió en la universidad de la que despidieron a mi esposo a muchas instituciones educativas de la zona. No tengo idea de cómo sucedió, pero todas las falacias que publicó tenían un número de comentarios ridículos para una noche. En miles de ellos se burlaban de la manera más cruel.

 No le respondí ni acepté su petición, sólo lo ignoré. ¿Qué más podía hacer? No quise seguir leyendo, sencillamente no podía. Cerré esa maldita página e intenté distraerme con las historias que yo solía leer, pero no sirvió de nada.

 Aris llegó a casa bastante tarde, y lucía realmente agotado. No quise comentarle nada sobre ese usuario así que fingí, de manera muy poco creíble, un amistoso saludo. Le pregunté qué tal le había ido en el trabajo, tal y como siempre lo hacía cuando él regresaba. Pero él no devolvió el saludo, de hecho no pronunció palabra alguna por unos quince minutos. Sentado con un terrible aspecto en el sofá, me miró con desgano.

-Me despidieron de nuevo, Johan.-

-¡¿QUÉ?! ¡¿Y ahora por qué?!- grité furiosa y frustrada.

-Mi jefe descubrió que hicieron una página en Internet sobre mí, una terrible página. No volverán a contratarme por aquí. Jamás. Se acabó.-

-Aris..- quise intentar animarlo, realmente deseaba poder decirle algo pero me quedé en blanco. Me limité a estar parada allí y mirarlo con empatía y nerviosismo.

-Johan, he hablado por teléfono con mis padres y llegué a una conclusión.- susurró con tristeza. -Esa página ya se volvió bastante viral por aquí. No podré continuar ejerciendo mi profesión si me quedó aquí.- yo sabía muy bien a lo que él quería llegar, pero me negaba a aceptarlo.

-¿Qué quieres decir?- interrogué con la esperanza de que la respuesta no fuese la que yo pensaba. Pude ver cómo su expresión se tornaba cada vez más seria.

-Lo siento, querida, pero regresaré a Inglaterra.-

 Cuando él me dijo eso me sentí devastada. Físicamente, mi estómago dio un vuelco y mis piernas temblaron. Emocionalmente, una mezcla de tantas cosas que no sé cómo describirlas. Seguía negándome a aceptar todo. Creía que era un sueño cruel, que pronto llegaría la hora de despertar y que podría escapar de una vez de todo. Pero era real. No le rogué que se quedara conmigo. No le dije nada. Me senté a su lado, sujeté su brazo con fuerza y rompí en llanto. No había nada que yo pudiera hacer. Él tenía razón, no le quedaba más opción si quería continuar su carrera. Yo de verdad lo amaba mucho. Me aterraba la idea de que él me dejara. No quería que se fuera. ¿Qué tal si estando lejos de olvidaba de mí? Él era lo más importante para mí. Imaginar un futuro sin tenerlo me asustaba. Me asustaba mucho. Creí que me pediría el divorcio pero no fue así.

 Consideré por un momento el irme con él pero no podía hacerlo. Tenía un contrato con el hotel en el que trabajaba. Así como él necesitaba mantener viva su carrera, yo también debía hacerlo con la mía. Mi puesto era bastante importante. Si dejaba mi empleo perjudicaría a muchas personas, además de a mi esposo y a mí misma. Se había acabado, nuestra vida juntos no podría seguir de momento. Nunca he creído en las relaciones a distancia, pero ya no existía otra alternativa. No podía dejarlo, no podía.

  Durante los próximos días, Aris recibió dinero por parte de sus padres para ayudar con los gastos del viaje y la mudanza. Estaban programadas para la próxima semana así que no me quedaba mucho tiempo para pasarlo con mi esposo. Estuve muy deprimida durante esa semana. No comía y pasaba casi todo el tiempo libre tumbada en la cama. Descuidé bastante mi trabajo. Con toda la tristeza, la soledad y la paranoia yo no me sentía con ánimos de nada.

 Llegada la fecha, mi marido partió. Luego de que él se marchara me sentí vacía. Pensaba que al menos tendría una despedida emotiva y algunas últimas palabras dulces para poder recordar. No obstante, sin importar lo que yo hiciera él se mostraba muy frío. No devolvió mis abrazos ni mis alientos. Sólo se despidió y subió al avión. Su indiferencia ese día hizo que mis temores se incrementaran aún más. Traté de atribuir su falta de emociones a alguna depresión provocada por la situación en la que estaba, pero mis preocupaciones no hacían otra cosa que crecer.

 Regresé resignada a casa. Ya nada era lo mismo. Esa ya no era la casa que compartía con Aris, y todo parecía no tener sentido ya. Por un tiempo anduve siguiendo las actividades del usuario que causó todo aquello pero al cabo de un mes ya ni siquiera iniciaba sesión. No obtenía comentarios ni subía nuevas entradas o nuevo material. Finalmente fue baneado por el staff. A ese punto ya no importaba, el daño estaba hecho. Las instituciones de la zona ya habían visto todas aquellas bazofias que la página decía sobre Aris así que baneada o no, nada interesaba ya. El asunto había sido olvidado en la red, pero en la vida real era otra historia.

 Seguía preguntándome quién diablos se tomaría la molestia de crear una página en Internet para molestar a alguien como Aris. Él no era famoso, conocido ni nada por el estilo. Ese tipo de cosas se les suele hacer a alguna persona que sea por el motivo que sea es bastante nombrada en algún medio. ¿Qué ganaba ese cretino haciendo todo eso? De nada servía preguntármelo, Internet es un lugar en donde reina el anonimato así que jamás podría saberlo.

 Dado todo lo ocurrido en los últimos días acabé por olvidarme del asesinato de Ángela. Ya las llamadas de la policía eran algo cotidiano para mí. Ya ni siquiera prestaba atención a lo que me preguntaban en los interrogatorios. Tenía mi cabeza en otros asuntos. Vivir en esa casa sólo me recordaba que la persona que más amaba ya no estaría conmigo.

 Consideré el mudarme repetidas veces, pero a pesar de las dolorosas memorias no era capaz de irme de allí. Aris cada vez respondía menos el teléfono, y yo podía sentir la frialdad en su voz. Era obvio que él no quería hablar conmigo. Bueno, era mejor que nada. Al menos así yo podría oír su voz.

 Pasado el tiempo, mis constantes quiebres por la indiferencia de mi esposo se vieron interrumpidas por la aún más cruda realidad. Faltaba poco tiempo para las fiestas navideñas. Ese miércoles por la mañana me quedé dormida. Últimamente había acumulado muchos retrasos, así que no me apresuré demasiado. De todas formas logré llegar a tiempo gracias a que el tránsito ese día estaba tolerable.

 Me dirigí a los casilleros para cambiarme de atuendo y ponerme el uniforme. Cuando me dispuse a guardar en el casillero la chaqueta que llevaba puesta me sentí triste. Esa prenda había sido un regalo de Ángela por mi cumpleaños.

 No lo quería admitir, pero la realidad era que a pesar de que esa chica me irritara y me causara problemas sentía cierto aprecio hacia ella. No me agradaba en lo absoluto, pero me admiraba y de verdad se preocupaba por mí. Desearía haberlo notado antes, para entonces ya era tarde para darle las gracias. Nunca antes habría creído que podría llegar a extrañarla. Sentía culpa, además, por su muerte. No sólo la habían asesinado por mi causa, sino que a pesar de todas sus atenciones yo jamás la traté decentemente. Ni siquiera como mi compañera de trabajo o como una conocida.

 La habían sepultado en un cementerio de la zona así que me sería fácil poder visitarle. Pensé que quizás así me sentiría mejor si iba a verla. Una disculpa dicha al aire podría ayudarme a aliviar la culpa.

 Me doy cuenta al recordar mis acciones de lo egoísta que he sido. Yo sólo buscaba aliviar mi remordimiento y confortarme. Se trataba de mí y de cómo engañarme a mí misma haciendo el papel de la amiga arrepentida.

Llegada la hora de salida, cogí mi bolso y mi ropa y conduje hasta llegar al cementerio. No estuve demasiado tiempo allí, pero durante esos minutos actué como una verdadera imbécil. Me quedé parada frente a su tumba sin atreverme a pronunciar palabra alguna. De hecho sólo permanecí allí durante un rato y el resto del tiempo lo ocupé vagando por el lugar observando a las demás personas que visitaban a sus parientes fallecidos. Acabé yéndome a casa con una sensación de culpa aún más grande y sintiéndome como una tonta. Menuda pérdida de tiempo.

 Entré en mi cuarto, arrojé con furia la chaqueta al armario y la cubrí con las sábanas gruesas para no volver a verla. No sé por qué simplemente no me deshice de ella. Supongo que me daba lástima hacerlo, era un presente de Ángela.

 Me quedé dormida a los pocos minutos de tumbarme en la cama matrimonial, ahora tristemente espaciosa.

 Me quedé dormida por el resto del día pero sólo tuve pesadilla tras pesadilla, todas relacionadas con Ángela, con las demás víctimas o con Aris. Acabé por despertar a las tres de la madrugada. Intenté volver a conciliar el sueño contando, tratando de relajarme o de despejar mi mente. Sin embargo no pude, por lo cual decidí que sería mejor quedarme despierta hasta que llegue la hora de ir a trabajar.

 Luego de un rato me dio bastante hambre. Mientras el ordenador se encendía caminé hacia la cocina para prepararme algún bocadillo caliente. Me tardé bastante, una media hora diría yo. Cuando me dispuse a lavar los trastos, escuché un ruido muy fuerte que parecía provenir de una de las habitaciones contiguas. Giré la cabeza de pronto y me quedé quieta, congelada por el miedo y la sorpresa.

 Cuando pude reaccionar, cogí un cuchillo y lo escondí bajo mi blusa. Luego caminé lo más silenciosamente posible hacia el salón. Las luces estaban apagadas y todo estaba apenas iluminado por el resplandor de la luna que entraba por una ventana. Me asomé lentamente con la mano izquierda debajo de mi ropa apretando fuertemente el arma. Después de comprobar que allí no había nadie, oprimí el interruptor y encendí la luz. Todo estaba muy calmado, tal como debería ser en una solitaria y enorme casa.

 Recorrí toda la casa sin encontrar nada extraño. La única alcoba que quedaba por registrar era el estudio. Me encontré parada al borde de las lágrimas, aterrorizada y temblorosa junto a la puerta sin atreverme a mirar. Cada segundo se volvía más difícil tomar coraje por culpa de la agitación que yo sentía.

 Finalmente me decidí. Di un enorme suspiro para intentar calmar los fuertes latidos que me provocaba el pánico y me asomé cautelosamente. El enorme librero de la pared contraria al ordenador se había caído hacia delante creando un enorme desorden. No sé si sentí alivio o más temor, sólo sé que me desconcerté un poco. Aunque el hecho de que no hubiese nadie ahí dentro que me hubiese atacado ya era suficiente para mí.

 Levanté con dificultad el librero y comencé a colocar los libros en su lugar. Eso mantuvo mi mente ocupada por un rato y la desesperación poco a poco fue disminuyendo. Ya no sentía ganas de llorar o gritar.

 Algunas macetas con plantas interiores se habían roto. No quería salir afuera a por tierra, aún estaba oscuro y yo estaba asustada. Por ello intenté coger del suelo toda la que pude y volví a acomodar torpemente las plantas en las viejas macetas que tenía guardadas en el armario. Las puse de nuevo en las estanterías del librero y limpié los restos de tierra del suelo. Me dirigí luego a la cocina para tirar los restos de la tierra a la basura y acabé con los trastos.

 Había estado tan entretenida acomodando el librero del estudio que había olvidado que encendí el ordenador. Luego de terminar con la cocina volví al estudio. Al entrar a aquella habitación me extrañé de que la computadora estuviese apagada. Me confundí un poco, yo estaba segura de que la había encendido ya. Pero no me preocupé mucho ya que a veces el ordenador se apaga solo después de instalar algunas actualizaciones de Dios sabe qué. Creo que dije algunas maldiciones porque realmente era irritante, pero era algo a lo que tuve que acostumbrarme hace mucho. Simplemente volví a prenderlo y espere allí sentada.

 El pánico de pronto me invadió y comencé a respirar de manera agitada nuevamente. No sé cómo, no sé por qué, pero la foto del psicópata abrazando el cuerpo mutilado de Ángela estaba puesto de fondo de pantalla. Ese maldito psicópata había logrado entrar a mi casa otra vez, y lo hizo simplemente para burlarse de mí. Después de todo lo que me había hecho pasar aún no le era suficiente, y era muy probable que estuviese ahí dentro todavía. Me sentí atrapada, no sabía si quedarme en la casa o salir. Nada me parecía seguro ya. Llamé a la policía y les rogué que llegasen rápido.

 No sé qué sucedió después, mis recuerdos de ese día son algo borrosos. Supongo que ha de ser por el estado en el que me encontraba y la terrible ansiedad que sentía.

 Desde que Aris se fue no dejaba de pensar en que debía irme, y las únicas que me detenían eran mis ataduras sentimentales a todo lo que me rodeaba. Pero ese día toqué fondo. Me harté y tomé una decisión definitiva. Amaba Nueva York, amaba mi trabajo y amaba mi casa, pero ya no podía seguir así. Usaría todos mis ahorros para hacer lo posible por irme a Inglaterra con Aris. Ya no me volvería a sentir segura en este país. Aún así, eso tomaría un tiempo para planear la mudanza y organizar las cosas. Hasta entonces tendría que sobrevivir.

 Durante las próximas semanas mi paranoia había aumentado considerablemente. Los acosos continuaban día tras día, al igual que las víctimas. Unos tres días antes de Navidad, recibí por pura casualidad una carta de mis padres ofreciéndome un dinero para que Aris y yo fuésemos a pasar las fiestas con ellos. Pensé que al fin algo bueno me ocurría luego de todo el infierno por el que tuve que pasar.

 Decidí utilizar el pequeño receso de invierno que me ofrecían en el trabajo para poder pasar unos días tranquilos en Louisiana, el lugar en donde nací. No quería quedarme en Nueva York ni un día más así que no perdí tiempo. Después de hablar por teléfono con mis padres y darles un pequeño resumen de las cosas que estaban sucediendo, preparé mis maletas para el vuelo del día siguiente.

 La madrugada del próximo día, me levanté de la cama bastante temprano para prepararme para el viaje. El vuelo estaría listo en dos horas. Afortunadamente el viaje no era demasiado largo. Me preparé café, me di un baño y me abrigué bastante. Estaba distraída y tranquila relativamente en cuanto a la situación. No obstante cuando salí para revisar nuevamente el buzón, encontré que alguien había dejado dentro de él varias fotografías y un pequeño papel atados entre sí con una bandita elástica. Era él otra vez, disfrutando de hacerme sentir miserable y de provocarme ataques de pánico.

 La vista se me nubló y el corazón comenzó a latir a mil por segundo, ya no era una sensación desconocida para mí. Volví a experimentar la misma ansiedad que sentí el día que dispuse dejar la ciudad. En aquellas fotos, en todas y cada una de ellas, salía el enmascarado sosteniendo el cuerpo ensangrentado de una mujer. Pero que esta vez un corte en el rostro dibujaba una macabra sonrisa en ellas. Luego de mirarlas por un minuto pude reconocerlas vagamente. Eran las mujeres que salían en las fotografías que me habían enviado por correo electrónico. El papel sólo tenía escrito ”Buen viaje, Johan”. Aún ahora me lo pregunto, ¿cómo se enteró de que me iría? No cabe duda que me observaba constantemente, como alguna clase de enfermo obsesivo y sádico.

 El ataque de ansiedad que sufrí sólo duró unos minutos, y cuando pude mover mis piernas entré corriendo a la casa. Me dirigí al salón, encendí el fuego de la cocina y quemé las fotografías con rabia. Fue una total estupidez, debí de llevarlas a la policía. Cualquier cosa, por más insignificante, podría ser útil en la investigación policial. Pero yo me sentía tan resignada y cansada de todo que no me importó. No quería otro interrogatorio, sólo deseaba largarme y pasar unos días en paz.

 No dejé pasar más tiempo. Acabé de prepararme rápidamente, cogí las maletas y partí al aeropuerto. Si me iba de Nueva York, tal vez ese psicópata dejaría de acosarme al menos por unos días.

 La última vez que había visto a mis padres hasta ese momento fue en marzo durante mi cumpleaños. Una vez acostada en la cama que había sido mía durante mi niñez, sentí que mis problemas habían desaparecido por un momento. Mi cuarto no había cambiado mucho, muchos de mis viejos juguetes seguían allí. Mi antiguo guardarropa, mis cuadernos de la secundaria, todo seguía tal y como lo había dejado. Me sentí totalmente renovada cuando me di una ducha en aquella tina tan familiar. Mi madre preparó un delicioso estofado de verduras, el más apetitoso que jamás he probado. Logré olvidarme del tema durante una semana. La cena navideña con mis padres, mis tíos y mis primos resultó muy agradable y divertida. Reímos y compartimos historias, como en los viejos tiempos.

 Las cosas parecieron marchar de maravilla por unos días, pero yo tenía asuntos que comentar con mis padres. Por supuesto tuve que explicar el por qué de que mi esposo no estuviese conmigo, pero intenté mantener en secreto lo que me había estado sucediendo a mí. No quería preocuparlos, no saldría nada bueno de que ellos sufrieran por los acosos constantes que me agobiaban. Sin embargo acabé por quebrarme.

 El día en que debía regresar a Nueva York no lo resistí. Di un fuerte suspiro y les conté absolutamente todo acerca del Asesino de la Fotografía. No profundicé mucho en los detalles porque ellos ya le conocían de los noticiarios pero sí les expliqué todas las cosas que pude recordar en ese momento, desde lo que captó mi cámara de vídeo hasta las fotografías que aparecieron en mi buzón la mañana del viaje. Les supliqué que me diesen algo de dinero para poder irme a Inglaterra con Aris y acabar con todo esto. Necesitaba reunir la mayor cantidad de ingresos que pudiese para establecerme allí. Deseaba con toda el alma irme lejos para jamás regresar y dejar todo atrás. Quería volver a estar con mi marido y comenzar de nuevo junto a él. Odié tener que pedirles aún más dinero después de que pagaron el viaje de ida y vuelta de Nueva York a Louisiana, pero sentí que era lo único que me quedaba por hacer.

 Mis padres nunca me han negado las cosas que eran importantes para mí. No dudaron ni un segundo en acceder ya que mi vida y mi salud mental corrían peligro. Partí de la casa un tanto más aliviada y luego de una cálida despedida tomé el avión para regresar.

 Cuando llegué a casa era sábado por la noche, algunos días después de año nuevo. No sucedió nada fuera de lo normal. Luego de desempacar y de ordenar comida rápida a causa de la falta de víveres me senté en el ordenador a navegar por las webs de algunos apartamentos y hoteles de Londres.

 Tenía mucho que hacer además del equipaje. Necesitaba preparar un buen currículo para conseguir un buen empleo y llevar a cabo varios trámites. Aunque me preocupaba más la situación del próximo lunes. Las renuncias debían discutirse con Taylor y eso no me presagiaba nada bueno. Tenía que arreglármelas para conseguir el sueldo del mes de diciembre, cosa que me sería difícil si se negaba a causa de las vacaciones que solicité. Ya lo he mencionado antes. Ella no es exactamente amigable cuando de negocios se trata. Después de tumbarme en la cama comencé a pensar en qué le diría para convencerle hasta que finalmente me quedé dormida.

 A pesar de que era domingo y muchas de las tiendas estaban cerradas, conseguí comprar bastantes alimentos y bebidas. Después de acomodar todo en el congelador y de preparar el almuerzo, lavé los trastos y me senté nuevamente frente al ordenador. Creí que sería buena idea pasar mi último día libre relajándome lo más que pudiese.

 Esa tarde sólo buscaba ocupar mi cabeza en historias y demás, pero acabé encontrándome con algo que yo creí que con suerte podría finalmente ayudarme a aclarar un poco las cosas. Buscando entre distintas creepypastas en los foros AlliKel’s Roses di con uno en particular que me resultó muy interesante. Se llamaba Rituales Satánicos, un nombre muy poco original la verdad. Una chica de unos 13 años la había escrito y no vivía demasiado lejos de Nueva York, según su perfil. La leí una y otra vez para grabar cada detalle en mi cabeza. Llegué incluso a aprenderme de memoria algunas de las oraciones.

 “He leído muchas historias y experiencias en este foro acerca de cómo las personas tienen encuentros cercanos con algún espíritu o algún otro ente paranormal, y como a mí me encantan ese tipo de historias quisiera compartir con ustedes la mía. Esto que os voy a contar me sucedió una noche mientras estaba sola en mi casa.

 Mis padres habían salido a cenar con mis tíos y mi hermana pequeña se había ido a la casa de una amiga a jugar algunas partidas con su consola de juego y a pasar la noche. Yo estaba sentada viendo televisión en la sala, cuando escuché un sonido fuerte que venía desde mi patio trasero. Fue como si algo muy pesado se cayera. Me asusté mucho, puesto que pensé que podría ser un ladrón o algún otro criminal. Apagué todas las luces y discretamente corrí las cortinas de la ventana de la cocina que daba al patio para ver si había alguien.

 Estaba bastante oscuro, pero logré distinguir varias siluetas pequeñas, como del tamaño de un niño, correteando. También podía escuchar risas. No tenía idea de por qué esos críos entraron al patio trasero de mi casa pero me alivié cuando vi que sólo se trataba de ellos.

 Fue entonces cuando noté que uno de los niños me estaba observando y cuando yo le miré me hizo señas para que fuese con ellos. Me dirigí entonces hacia la puerta de atrás pero cuando salí ya no había nadie allí. Busqué hacia todos lados y descubrí que en el pasillo que conecta el patio trasero con el delantero se hallaba uno de los niños parado mirándome.

 La luna lo iluminaba un poco, aunque no lo suficiente como para distinguir con detalle sus rasgos faciales. Sólo alcancé a distinguir que tenía una sonrisa muy extraña, casi parecía pintada. También sus ojos parecían tener una forma muy rara. Intenté reconocer sus características un poco mejor acercándome unos pasos, y pude percatarme de que llevaba puesta una máscara de plástico iguales a las que los chicos suelen usar en las fiestas de cumpleaños o en las obras de teatro de la escuela.

 Intenté hablarle. No recuerdo qué le dije con exactitud, pero en lugar de responderme nuevamente me hizo señas sólo que esta vez para que mirase abajo. Descubrí que entre mis pies había un pequeño papel doblado. Lo cogí y volví la mirada al niño, pero éste me dio un saludo con la mano y se fue corriendo. Traté de alcanzarle pero le perdí de vista muy pronto.

 Entré rápidamente a la casa y cerré nuevamente la puerta con llave. No perdí más tiempo y abrí un poco nerviosa el papel. En él estaba escrita una dirección URL y me pedía que accediera a ella. Extrañada, encendí el ordenador de mi cuarto y accedí. Me llevó a la página de un usuario de los foros AlliKel’s Roses un tanto abandonado. Sólo tenía subida una entrada sin visita o comentario alguno, y se trataba de una leyenda urbana contenido vago y dudoso.

 No daré demasiados detalles, de esa manera si alguien afirma haber vivido algo similar o haber leído dicha historia, podré tener la certeza de que dice la verdad. Lo único que comentaré acerca de ello, será el detalle más importante que se destaca en la historia en cuestión. Según éste último, si acaso uno o varios de los protagonistas de la historia te tiene en la mira, en algún momento cercano al comienzo de todo conocerás a un niño físicamente parecido a una persona que conoces, y un tiempo más tarde dicha persona morirá.

 No afirmo que lo que está escrito en ese post sea real o no, pero tengo que admitir que la visita de esos niños enmascarados correteando es muy extraña. No ha muerto nadie que yo conozca ni he vuelto a ver a estos niños, pero sí me gustaría saber si alguien conoce algo sobre este asunto. De ser así le agradecería que por favor se contacte conmigo.

 Mi MSN está en mi perfil. Gracias por leer.”


 Después de leer ese detalle destacado del que la chica hablaba, recordé mi pequeño encuentro con esa niñita durante aquella visita al doctor. No podía ser coincidencia. La pequeña muchacha rubia, de ojos verdes y ropa exageradamente femenina e infantiloide. ¡Cómo no lo noté! Esa niña con la que me encontré esa noche era casi idéntica a Ángela. El mismo peinado, el mismo estilo de ropa, los mismos enormes ojos verdes. Y luego su repentina muerte. Además estaba el hecho de que me robasen una máscara teatral. En la experiencia que leí se hacía referencia a ellas y esta relación se corrobora con el hecho de que el asesino es un sádico enmascarado.

 Los creepypastas y las experiencias paranormales no son confiables. De hecho, casi ninguna historia en Internet lo es. Este escrito era en particular dudoso. El nombre de éste ni siquiera se relacionaba con su contenido. Sin embargo, se asemejaba demasiado a todo lo que estaba pasándome. No podía ignorarlo, no era posible que fuese sólo una escalofriante casualidad.

 Sin perder ni un segundo abrí mi MSN y agregué el correo que salía en el perfil del usuario a mi lista de contactos. No le envié un correo, simplemente la añadí. Quería hablar con ella de la manera más directa posible. Luego de eso, sólo restaba esperar.

 El momento había llegado. Era lunes por la mañana, y me había prometido a mí misma que hablaría con la jefa de cocina para discutir mi renuncia. Yo estaba muy nerviosa, además de que no dejaba de pensar en lo que había leído el día anterior. Pero eso no era lo importante en ese momento, tenía que conseguir todo el dinero que pudiese para así establecerme en Inglaterra, al menos un tiempo para poder aclarar las cosas con Aris y alejarme del acoso.

 Esa fría mañana de enero, me esforcé en tener un aspecto profesional. Taylor era conocida por darle importancia a la etiqueta del trabajador más que nadie en el hotel. Me duché y me puse un incómodo traje formal debajo de un viejo abrigo de algodón.

 Finalmente todo mi arreglo personal fue en vano. Cuando llegué a mi trabajo me encontré con un gran desorden y una enorme multitud. No fue difícil darse cuenta de que allí, en el hotel, había ocurrido un escándalo de una magnitud gigantesca. Las personas corrían hacia todos lados, enfadadas, muchas de ellas llorando de manera histérica. La policía colocaba bandas amarillas por todo el edificio y los periodistas se acumulaban en la entrada.

 Me esforcé por pasar pero los empujones de la gente no me dejaron siquiera acercarme. Entonces pude ver a Taylor sentada a un costado, alejada y con el rostro oculto entre las manos. Parecía más triste que enfadada, y con cierto cuidado me le acerqué para hablar.

 Recuerdo que le saludé tímidamente. Me extrañó que me devolviese el saludo de esa manera tan amable, ella jamás era así con ningún empleado. Sea cómo fuere, le pregunté qué sucedió. Quería saber qué rayos había sucedido para que se produzca tal caos. La sonrisa en su rostro se desvaneció por completo.

-Esto no vas a poder creerlo, Johnson. Hoy cerca de las 10:20 AM, las personas que estaban bañándose en la piscina del patio trasero del hotel subieron a la cafetería para beber algunas tazas de café y té. Para cuando el reloj marcó las 10:40 AM, todos estaban muertos. Colapsaron en la mesa luego de dar algunos sorbos a sus tazas. Fueron envenenados.- después de decir eso, ella simplemente cambió el tema como si nada sin darme la oportunidad de responder o al menos asimilar lo que me estaba contando.  

-El hotel cerrará permanentemente, pero no te preocupes. Depositaremos tu último sueldo en tu cuenta corriente bancaria hoy por la tarde. Mañana podrás retirarla. Gracias por tus años de servicio.- agregó Taylor amablemente.

 Tanta gentileza estaba asustándome, más aún viniendo de ella. Todo era tan repentino que parecía irreal. Logré controlar este nuevo shock para no sufrir un ataque de pánico nuevamente. Ya había sufrido demasiados por unos meses. Me enfoqué en intentar asimilar la noticia y disminuir en lo posible su impacto. No tenía sentido dejar que me afecte, de todos modos yo estaba a punto de renunciar.

 No sé si puedo afirmar que tuve suerte o no. Conseguí mi pago, pero no de la manera que yo esperaba. Ansiaba saber qué había pasado. Pero no averiguaría nada quedándome allí parada, con tanto alboroto no se llegaría a ninguna parte. Además, las noticias se encargarían de aclarar todo en muy poco tiempo.

 Pasé unas cuantas horas dando vueltas de aquí para allá, con la cabeza en cualquier lado, llenando formas y lidiando con los asuntos legales y burocráticos que necesitaba para poder irme del país. Tras realizar miles de llamados y comenzar a realizar todos los preparativos para mi partida, regresé emocionalmente agotada a casa.

 Mi mente ya estaba consumida por tantos actos sádicos y tantos acosos, más no lo suficiente para olvidarme de la pequeña historia que había leído el día anterior. Lo primero que hice luego de colgar mi abrigo fue abrir mi MSN para hablar con esa muchacha. No estaba conectada en ese momento, pero después de que almorcé y lavé los trastos pude dar con ella.

 Intenté ser lo más amable posible, la saludé de manera informal y le comenté que había leído su historia en los foros AlliKell’s Roses. Ella me devolvió el saludo, pero me comentó que no era la verdadera autora de dicho escrito sino un familiar suyo. Según ella, había ciertos motivos por los cuales no podía revelar su identidad. Sin embargo era muy importante poder dar con la persona que pasó por esa experiencia, así que traté de convencerla para que me ayudara a contactarla.

-¿Ella así te lo pidió?- pregunté confundida.

-Sí, es que debido a su posición.. Bueno, digamos que de saberse quién es miles de usuarios le enviarían mensajes y esa no es la idea.- respondió la chica.

-Entiendo, sé que sólo soy una extraña. Aún así, es una situación delicada. De verdad necesito hablarle.-

-Bueno, ella me dijo que si alguien preguntaba por la historia le diese un correo alternativo que se creó hace poco. Supongo que podría darte ese.-

-¿Enserio? ¡Gracias, sería de gran ayuda!- me sentí aliviada al leer aquello, por fin estaba cerca de descubrir una posible pista.

-Descuida. Ella en realidad vive muy lejos de Nueva York. Sucede que le presté mi contraseña para que escribiese de manera anónima. Tampoco tiene mi edad, es mucho mayor.-

-Oh, ¿muy lejos? Esperaba poder visitarla.- contesté bastante decepcionada.

-Bueno, es de Seattle. Queda bastante lejos.- vaya suerte la mía, pensé entonces.

-Ni modo. Quizás consiga otra forma de verle en persona cuando hable con ella por MSN. ¿Sería posible que le avisaras que necesito hablarle con urgencia?- cada vez me desesperaba más y me daban más ansias de discutir el asunto con la autora.

-Seguro. De hecho ella tiene bastante tiempo para el Internet, a pesar de su edad y su trabajo.-

-Gracias de nuevo. Enserio muchas gracias.- después de hablar un pequeño rato con esta muchacha y de agregar el correo alternativo de la mujer que escribió sobre la creepypasta que leí, decidí que dejaría el MSN abierto durante todo el tiempo que yo estuviese en casa. Tendría el volumen a todo lo que da para que me despierte si se diera la casualidad de que ella me hablase mientras duermo.

 Para fortuna mía no demoró mucho en contactarme. El día siguiente, luego de regresar del banco para hacer líquido mi último cheque, vi su pestaña de conversación abierta y ella aún estaba online. Dejé todo a un lado de pronto y le contesté.

 A ella no le hice la charla como a la niña con la que conversé antes. Ni siquiera le pregunté por su identidad, sólo me limité a contarle todo lo acontecido con el Asesino de la Fotografía, la misteriosa niña y la muerte de Ángela. Ella había oído algo por las noticias, así que estaba al tanto de ciertos puntos y el asunto le había llamado la atención.

 Luego de hablar un rato sobre el tema ella me tomó confianza y me reveló la razón por la cual no podía decir públicamente quién era. Su verdadero nombre era Allison Kelsey, tenía en aquel entonces 25 años. Ejercía de profesora de español en una universidad de la zona y era la hija mayor del fundador y actual dueño de los foros AlliKel’s Roses.
Capítulo anterior: Capítulo 3 - Español
Capítulo siguiente: Capítulo 5 - Español

¡LEAN ESTO! :noes:
Intento mantener limpia la ortografía y la gramática, se aceptan correcciones de las mismas (excepto por el asunto de si las mayúsculas llevan tilde, y por favor en caso de realizar correcciones sean amables).
En esta parte de la historia Johan Johnson cuenta lo que ella ha vivido antes de que le sucedieran ciertas cosas. Conste que a causa de esto pueden haber opiniones subjetivas que no siempre coincidirán con las mías ni las de ustedes ya que no es mi voz sino la del personaje, por decirlo así.

GALLERY:
||My characters|| ||Purple Edition Fashion|| ||Comics|| ||Points commission information||

Story © JudithEstelle
Characters © JudithEstelle

Add a Comment:
 
:iconbrakublaze:
Brakublaze Featured By Owner Jan 10, 2014  Student Traditional Artist
A esto me refería con ser evaluada y con lo otro, lo vi y por alguna razón me dije "Si lo comento, no entraremos a msn" y adivina que pasó xD
Ahora, hablemos seriamente que este capitulo ya toma una importancia drástica puesto que su papel es enlazar las ideas sueltas en los primeros capítulos. ¿Recuerdas que hace unos meses cuando te comente los primeros caps, te había dicho que la escena donde la niña llegaba y le pedía su pelota (creo) a Johan no tenia una importancia si no se le daba el fin? A esto me refería, cuando Johan lee la historia de Ali en este cap se entiende el por que de una escena sin sentido en el pasado, tu me mandaste al diablo por haberme quejado de eso en ese cap pero ya vi que tenia razón yo y tenias razón tu xD
Basándonos en lo que planteas, tengo que hacerte unas breves anotaciones así que seguiremos la dinámica de antes, yo pondré números y me hablaras de la cuestión en la que tengas duda con respecto al orden que llevan :3
Bien, comencemos:
1.- En inglés, los "ellipsis" son una serie de puntos que sirven para cortar una oración, y vienen en tercias, cosa que pude notar en tu escrito cuando pusiste "Aris.." después de que hablan de su despido. Lo que pasa es que tu pones 2 en vez de 3, y me parece que es un error gramatical eso. Te puse el concepto en inglés por que no se como se diga en español, y si se no me acuerdo xD
2.- Ésta es una duda, no me mates si estoy equivocado ._.
Escribes "Sentía culpa, ademas, por su muerte" ¿esta bien dicho? ¿no debería ser "además, sentía culpa por su muerte"? No me juzgues, yo solo lo hallé raro pero si tu sabes que se puede plantear así la idea entonces no me corrijas :3
3.- Cuando Aris deja sola a Johan, ella menciona "Tal como debería ser en una solitaria y enorme casa". Un par de palabras después escribes "Recorrí toda la casa". Sustituye una de esas por "hogar" para evitar la monotonía ^^
4.- Bien, esta es un tanto extraña de mi parte, pero cuando oía tu escrito en mi cabeza me daba una sensación de repetición cuando realmente no es así. Verás, cuando escribes "Resplandor de la luna, que entraba por una ventana" el "una" de la ventana y el "una" en "lUNA" se pueden confundir un poco y da la idea de que repetiste la palabra por que solo se diferencian en una letra. Podrías simplemente quitar el "una" de la ventana, no cambia nada de la oración si haces eso :3
Repito: Esto es solo una extraña petición, esta bien si me dices que no tiene sentido quejarse de algo así pero te lo digo para perfeccionar tu escrito xD
5.- ¿Johan oye el ruido de la caída del librero y cuando va a buscar la causa dices que casi rompe a lagrimas? digo ¿por que alguien lloraría al oír un ruido? ya si ve lo que lo causó y fue un ladrón o algo roto voy de acuerdo, pero nadie llora así de la nada xD
Puedes escribir que casi se desvanece en llanto por que ese ruido le trajo los recuerdos trágicos de Angela o sus experiencias extrañas con la motocicleta, varia un poco :3
6.- A todo esto ¿como es posible que se cayera un librero? xD
No es una queja, pensaba decirte que escribieras sobre si fue el viento o alguna teoría de Johan (esta ultima todavía me gusta :3) pero si lo dejas en secreto das a la idea de que fue algo un tanto inexplicable. No se cual haya sido tu intención con tirar el librero, si la idea era que fuera el psicópata (que por el wallpaper es muy probable) me parece que tiene sentido, pero si fue algo distinto como que este ya estuviera viejo y por eso se cayo, un suceso paranormal o incluso el viento en si, debiste profundizar por que no se siente nada de eso ._.
Otra cosa, quizás lo mencionaste pero yo no lo note muy claro ¿donde esta el librero? ¿estaba en el mismo lugar donde se supone que esta el ordenador? ¿en esa habitación hay ventanas? me dejo con muchas dudas tu escena, pude suponer que el psicópata se metió por ahí para tirar el librero y así desviar la atención y poder llegar a la alcoba del ordenador sin que lo cacharan pero juraría que estoy equivocado xD
No tengo problemas con lo que planteaste en todo caso, solo que me hubiera gustado ver que Johan nos diera una pista sobre lo que ella pensó que ocurrió :3
Es solo una sugerencia, no me tomes a mal xD
7.- Retomando la misma parte, hablas sobre ir a fuera por tierra pero lo mencionaste de una manera un tanto curiosa a mi parecer. Te cito "Afuera a por tierra" ¿esa "a" esta bien colocada? ¿se expresa así también? por que si si entonces no lo hacemos en México, nosotros habríamos escrito "Afuera por tierra" y ya, simple :dummy:
8.- Continuo jodiendo con la misma sección. Escribiste "macetas" y "restos" 2 veces en el mismo párrafo y ambas expresan lo mismo, ni siquiera se refieren a restos de otra cosa, por lo que te recomendaría usar un par de sinónimos ahí ¿me sigues? ^^
9.- Si Johan, ya sabemos que toda la historia esta basada en tus recuerdos antes de que el alzheimer te agobiara pero no tienes que mencionarnos tantas veces que no sabes las cosas. Podrías variar eso con un "no recuerdo" o incluso un "mi memoria no me logra decir lo que sentía en ese momento", algo mas de detalle que una simple expresión como "no se" ¿me entiendes? no te doy ejemplos por que no los vi graves en ese capitulo, pero te lo pongo como algo que deberías considerar :3
10.- Escribes "el ataque de ansiedad" y justo el párrafo pasado utiliza la palabra de "ansiedad" también :3 Es eso o no entendí una jota de la nota que te hice en esa parte .-.
11.- ¿Hacer liquido un cheque? No se tu pero eso a mi me suena al trabajo de una licuadora y no al del banco xD
¿Se puede escribir así? es que yo lo veo como "liquidar un cheque" nada más, no tenia idea que podías decir "liquido" y hacerlo en referencia a ese verbo ¿se puede? :3
12.- El finaaaaaaaaaaaal, Judith, el fucking finaaaaaaaaal fue tu perdición en este capítulo. Dejas al lector todo emocionado sobre lo que está ocurriendo, el suspenso te carcome en cada oración para encontrarte con algo así....es demasiado cortado ._.
Te juro que yo pense que el Textaloud se había cerrado pero me di cuenta que así fue como lo finalizaste, te estás refiriendo a una charla de suma importancia que tiene Johan con Ali, pero lo cierras como cualquier otro párrafo, te comes todo el suspenso que habías acumulado :/
Si te ejemplificara como habría preferido que lo terminarías seria algo como "¿Quien diría que el haber contactado con esta chica me traería muchas sorpresas en un futuro?" ¿entiendes? :3
Lo cortaste de la nada, ese fue tu mayor error según yo pero si no encuentras util mi comentario no me molestare, si tu lo finalizaste así fue por alguna razón ¿no? solo tenlo en cuenta :3
Ya para acabar, me atrapaste con este capitulo, el suspenso fue tal que no se freno hasta el final ._. sadsadas ok ya me callo xD
Me gusta la forma que tornaron las cosas, veo muy detallado este capitulo a como lo recordaba :3
Si mi memoria no me falla, en la primera versión no hablabas de fechas exactas ¿o si? Yo no recordaba lo de la cena de Navidad ni que regreso en año nuevo ._.
Asdjkks ya ta bueno, me callo o si no mi corrección terminara mas grande que tu escrito ;w;
PD: ¿Ya viste mi comentario pasado? xD
Just look at this shit, lo mucho que he mejorado en criticas contigo. El otro lleno de faltas de ortografia y sin decir nada y este mas largo que el carajo xD
Reply
:iconjudithestelle:
JudithEstelle Featured By Owner Jan 10, 2014
No te mandé al diablo afsdfadfs D: es que necesitaba esa escena simplemente ;w;
1.- ¿Puede ser que se diga elipsis? He oído ese término por ahí creo xD Me parece que me mencionaste eso antes y se me olvidó, los corregiré :3 ¿los utilizo bien, por cierto?
2.- No te juzgo xD yo soy la que está siendo juzgada aquí ewe supongo que es cierto, suena raro.
3.- Repeticiones del demonio xD algún día las voy a joder, ya verás.
4.- Eres bastante detallista, yo nunca hubiera pensado en eso xD es buena :3
5.- Ay no me acuerdo lo que escribí ahí xD lo releo y te digo.
6.- Lo tiene, está en el cuadrito ese que te comenté :3 pero no puedo decirla por ahora D: ay tampoco me acuerdo donde puse el librero xD deja que relea eso también.
7.- Lo más probable es que se me haya colado esa letra por error xD
8.- ¿Me das sinónimos de esas dos? ;w;
9.- Claro, te entiendo :3
10.- ¿Qué nota? xD como sea, lo revisaré :3
11.- Se puede, lo he visto varias veces en contabilidad y en derecho :3 aunque supongo que suena mejor de esa otra forma.
12.- Leí "dejas al doctor" no sé cómo y me confundí por un segundo xD quejosoooooooooo jaja bromeo xD no puedo poner mucho sobre la charla porque es lo que se come casi todo el capi siguiente. ¿Tienes alguna idea de cómo pueda terminarlo para que no suene tan cortado? :3 Y eres cruel, me estás dando consejos para matar de suspenso a los lectores ewe me gusta esa crueldad. ¿Pero enserio tanto suspenso tiene el capi? Yo creí que era aburrido xD

Eso ya no recuerdo, las versiones antiguas se me pierden en mi cabecita xD Te acuerdas si puse o no fechas, qué cosa contigo, te acuerdas todo xD Pareces la de FMA que nunca aprendí como se escribe su nombre ._. 
¿Hay otro comment tuyo? xD
Reply
:iconbrakublaze:
Brakublaze Featured By Owner Jan 10, 2014  Student Traditional Artist
Ay Judith :iconroyfacepalmplz:
Yo esperando una respuesta toda seria y tu sales con tus comentarios todos raros xD
1.- ¿En español dices? puede que si :3
Ese es un error muy clásico tuyo, ya grábate la idea que son 3 puntos e.e
4.- No soy detallista xD
5.- Releelo y dime pues, por que los puntos que te escribí que involucran la escena del librero son los que deberías corregir primero al ser el clímax del cap ._.
6.- ¿Cuadrito? ¿que cuadrito? :iconcuriouslyplz:
Busca lo del librero y me dices :3
8.- De "maceta" puedes usar jardinera y de "restos" puedes usar migajas, sobras o desperdicios :3
10.- Mis notas xD
Es que cuando oigo tus escritos tengo mi libreta a la mano y para no escribir todo, hago señitas
En este puse una flecha señalando hacia atrás, lo que supongo significa que se repitió la palabra el párrafo pasado :3
No es nada importante en todo caso xD
11.- No era que lo cambiaras a como yo te dije xD
Es que tenia esa duda, pero como sea, tu pon el que creas conveniente :3
12.- Pues ahi te puse un ejemplo de como podrías terminarlo pero creo que no te sirvió xD
Te daré otro en todo caso :3
Tienes que terminarlo con una incógnita, estamos hablando de suspenso asi que eso seria lo apropiado. Por lo que veo en tu reacción, no quieres dar pistas del capitulo próximo :3
No puedo darte un final bueno por que no se de que va el cap 5, así que te pondré unas opciones en los casos que yo veo posibles y ya agarras la que te guste y la modificas :3
Caso 1: Ali cuenta con un papel importante de ahora en adelante - "Conforme la charla dio comienzo, pude percatarme al instante que mi vida cambiara de momento" Y así no hay problema si narras toda la charla en el próximo capi por que estas dando la idea de un prologo en vez de un resumen :3
Caso 2: La aparición de Ali no representa una importancia mayor: "El haber hablado con ella solo ocasiono un mar de dudas en mis pensamientos" Asi dices que solo la dejo peor la charla xD
Caso 3: Ali se mantendrá como un personaje de apoyo o secundario: "Contactarla me ayudó a desahogar mis inseguridades de momento, no estaba sola y las similitudes que compartía con ella podrían llevarnos a ambas en un sendero peligroso"
Aclaro, yo no se de que va el capitulo 5 xD
Si ninguna de estas 3 opciones te convence, dame una idea de lo que no puedo spoilear en el final de este cap por que viene en el otro y ya te daré un final mas acertado :3
O hazlo tu misma, lo único que debes hacer es plantear una duda xD

Ah, eso es fácil de explicar xD
Yo no recuerdo que hayas puesto las fechas antes por que detalles como esos no se me pasarían, son fechas que cambian totalmente la idea en mi cabeza :3
¿Sheska dices? ¿la ratón de biblioteca? la amo como no tienes idea xD
Deberías apreciarme mas, el hecho de que yo recuerde estos detalles te debería ser util ewe
Si, mi comentario esta justo debajo de este, velo y asombrate de mi ignorancia comparado con el de ahora xD
Reply
:iconjudithestelle:
JudithEstelle Featured By Owner Jan 10, 2014
1.- Silencio, o te golpeo ewe
4.- Sí eres, sí eres sí eres sí eres sí eres xD
5.- ¿Es el climax del capi? Interesante xDlo corregiré y te pediré tu opinión luego :3
6.- El cuadrito ese que hice con las ideas y su justificado.
11.- Calla, lo cambiaré, Blaze es sabio ewe
12.- Pero hacerlo yo misma es trabajosooooo xD nah me sirve, ya veré qué hacer, gracias x3

Síiii ella xD yo también x3 siempre le adoré, es un amor xD ella y Winry juntas son geniales xD
Reply
:iconbrakublaze:
Brakublaze Featured By Owner Jan 10, 2014  Student Traditional Artist
5.- Claro que es el maldito climax ¿como es que no sabes? xD
Dios, vaya que te hago falta ewe
6.- Si esta en el cuadro entonces te lo dejo a ti, me maravillaste cuando uniste la idea de la niña con este cap x3

¿Tu eres Winry y yo Sheska en ese caso? xD
Reply
:iconjudithestelle:
JudithEstelle Featured By Owner Jan 10, 2014
Yo no soy Winry en ningún caso xD
Reply
:iconbrakublaze:
Brakublaze Featured By Owner Jan 10, 2014  Student Traditional Artist
Pero tu te creías Winry xD
Reply
:iconjudithestelle:
JudithEstelle Featured By Owner Jan 10, 2014
No me creía, Yube quería otra avatar :iconmayaughplz:
Reply
(1 Reply)
:iconbrakublaze:
Brakublaze Featured By Owner Jul 19, 2012  Student Traditional Artist
Wah ^^
al fin entro allison :D
tenia tantas ganas de verla en accion, es el diseño de personaje ke mas me gusta ^^
la historia se pone buena kada vez ke avanzo, no me desepcionas judy ^^
me encanta tu trabajo :3
Reply
:iconjudithestelle:
JudithEstelle Featured By Owner Jul 19, 2012
Ay, pues no sé cuándo volverá a aparecer porque aún no tengo su historia preparada ._.
Tengo que meterla en algún lío XD
Gracias :3
Reply
Add a Comment: